Atracciones y lugares para visitar en Francia

Las atracciones francesas son incontables y cada persona que haga turismo en Francia tendrá sus preferencias y sus deseos personales. No es nuestro objetivo presentar TODO lo que podría hacer un turista en Francia si dispusiera de muchos meses para vacacionar sino que haremos un repaso por los sitios más importantes y representativos intentando hacer un pequeño recorrido realista de lo que usted podrá visitar al llegar a su destino.

La entrada a cada atracción tiene un precio generalmente accesible, pero si se suman muchas atracciones, es evidente el costo total será bastante elevado. No obstante, si usted hace un buen plan de vacaciones y organiza su viaje puede ahorrar mucho dinero. Existe un pase que usted puede adquirir en Francia que le permite el acceso a más de 60 atracciones turísticas en el país. Si en la lista de atracciones que usted piensa visitar se encuentran varias de las atracciones a las que este pase le da acceso, podrá adquirirlo y ahorrar mucho dinero haciendo turismo en Francia.

Comencemos, entonces, la descripción de las atracciones turísticas más importantes del país para tener en cuenta al momento de planificar un viaje turístico a Francia.

Torre Eiffel (Tour Eiffel)

Si hay algo que representa el turismo en Francia más que cualquier otra cosa, es La Torre Eiffel, es una extraordinaria estructura construida por el ingeniero francés Gustave Eiffel en ocasión de la Exposición Universal de 1889 en Paris. A pesar de haber sido muy criticada en la época en que se inauguró, hoy día es sin duda alguna el monumento insignia del turismo en Francia.

Con una altura de 300 metros y un peso de 7300 toneladas, desde la cúspide de esta construcción puede apreciarse toda la ciudad de Paris y observar la arquitectura de las viviendas que en algunas zonas se conserva idéntica desde hace 150 años.

En la torre Eiffel usted podrá disfrutar de una atracción turística que ofrece restaurantes, tiendas de compras y hasta un museo. Llegar a la Torre Eiffel es tarea sencilla ya que todos los medios de transporte llegan a ella (aunque algunos, como el Metro, tienen su estación más cercana a algunas cuadras de distancia).

Los diferentes sectores de la torre tienen acceso a pie mediante el uso del ascensor. No obstante, la cúspide no permite el acceso a pie y sólo puede llegarse a ella utilizando el ascensor. Quienes suban a la torre a pie deberán pagar 5 euros mientras que los que suban por ascensor pagarán 10 euros. Los ascensores de la torre Eiffel son altamente seguros y confiables.

Si usted prefiere hacer el ascenso a pie, no debe olvidar de sacar su ticket a la cúspide en la segunda planta. El ticket es necesario para utilizar el ascensor que es el único medio de acceso a la cúspide. También puede aprovechar la segunda planta para comer en el restaurante de la torreo el mirador.

Es recomendable que lleve un abrigo consigo cuando suba a la torre. Aunque visite Paris en verano, a 300 metros de altura la temperatura desciende mucho.

Arco del Triunfo (Arc de Triomphe)

Ubicado en la ciudad de Paris sobre la avenida Champe-Élysées, este famoso monumento creado en 1806 por el arquitecto Jean Chalgrin por orden de Napoleón con el objetivo de dedicírselo a sus tropa tras la batalla de Austerlitz tardó 30 años en completarse (1836). Los 50 metros de alto y los 45 de ancho que tiene el Arco del Triunfo están dedicados a la gloria militar de Francia. Sobre las caras interiores del monumento pueden leerse los nombres de 559 generales franceses y sobre las exteriores, los de los revolucionarios franceses y las victorias militares de Napoleón I. Encima de cado uno de los cuatro pilares del arco se puede observar una estatua y a sus pies se puede observar la Tumba del Soldado Desconocido, la cual tiene una inscripción que dice "Aquí yace un soldado francés que murió por la Patria 1914-1918". Esta tumba es acompañada por una antorcha simbólica.

Dentro del Arco del Triunfo se halla un museo que cuenta la historia del mismo arco y de su proceso de construcción. Esta atracción turística también ofrece desde su techo una hermosa vista de Paris, especialmente por la noche. Cuando uno piensa en hacer turismo en Francia se ve obligado es visitar el Arco del Triunfo ya que es una de las obras arquitectónicas más hermosas de Francia.

Dependiendo de la época del año, el horario de visita a este monumento histórico es de 10.00 a 22.30 o 23.00. El ascenso por escaleras hasta la terraza del Arco del Triunfo es algo agotador, por lo que es recomendable no acudir a esta visita al final del día cuando usted ya está cansado por una jordana turística. Sin embargo, como la vista nocturna desde el arco es tan maravillosa quizá valga el esfuerzo visitarlo por la noche y tener oportunidad de apreciar la Ciudad de las Luces desde un punto estratégico de Paris.

La entrada al Arco del Triunfo cuesta 8 euros para los adultos, 5 euros para los jóvenes de entre 18 y 25 años y es gratuita para los menores de 18 años. Además, en los meses que van desde octubre a abril la entrada es libre y gratuita para todo el mundo todos los primeros domingos de cada mes.

Museo del Louvre (Musée du Louvre)

Fue una fortaleza, el alojamiento de los reyes de Francia y ahora es uno de los museos más importantes del mundo. Entre las 300.000 piezas de arte con las que cuenta el museo del Louvre se encuentran La Gioconda y la Venus de Milo. A estas impresionantes piezas de arte estables se le suman la infinidad de nuevas piezas que llegan temporalmente al museo en ocasión de algún tipo de exposición.

El museo del Louvre es doblemente atractivo en relación al turismo en Francia: no sólo es en sí mismo una estructura de interés turístico sino que expone piezas de artes de todo el planeta. Para hacer esto el museo se divide en varias secciones temáticas: Arte del Islam y Antigüedades orientales; Antigüedades egipcias; Antigüedades griegas, etruscas y romanas; Esculturas; objetos de arte; pinturas; artes gráficas; Historia del Louvre y Arte de Africa, Asia, Oceanía y las Américas.

Los horarios que maneja el museo son tan complejos que conviene tenerlos anotados en algún lugar para no confundirse- El museo permanece abierto todos los días menos los martes y algunos feriados nacionales. El museo abre a las 9.00 y cierra a las 18.00 los lunes, jueves, sábados y domingos y a las 21,45 los miércoles y viernes. La boletería del museo cierra a las 17.45.

El precio de la entrada también es complejo: lo resumiremos en que los menores de 18 años entra gratis todos los días y la entrada es libre y gratuita para todo el mundo los primeros domingos de cada mes. Fuera de esto, la entrada cuesta alrededor de 7 euros (poco más o menos dependiendo del día).

Las colecciones Arte del Islam, Esculturas, Antigüedades egipcias, Antigüedades griegas, etruscas y romanas. Se encuentran en el entrepiso.

Las colecciones de Esculturas, Antigüedades orientales, Antigüedades egipcias, Antigüedades griegas, etruscas y romanas y Arte de Africa, Asia, Oceanía y las Américas se encuentran en la planta baja.

Las colecciones de Objetos de arte, Antigüedades egipcias, Antigüedades griegas, Pinturas y Artes gráficas se encuentran en el primer piso.

Las colecciones de Pinturas francesas, Artes gráficas y dibujos franceses, Pinturas alemanas, flamencas y holandesas, Dibujos alemanes, flamencos y holandeses y Pinturas germánicas, flamencas, holandesas, belgas, rusas, suizas y escandinavas se encuentran en el segundo piso.

Catedral de Notre-Damme

Esta catedral ubicada en la ciudad de Paris data del año 1163 y está construida en un estilo gótico que le da una hermosísima apariencia en particular a su fachada occidental. Este pilar del turismo en Francia resulta una de las atracciones más visitadas por los turistas.

La entrada a la catedral es gratuita aunque hay que esperar un poco debido a que se forman largas filas de visitantes. La catedral de Notre-Dame abre todos los días de 08:00 a 19:00.

Festival Internacional de Cine de Cannes

El Festival Internacional de Cine de Cannes es uno de los festivales de cine más importantes del planeta. Comenzó a desarrollarse en el año 1946. La celebración del festival atrae a los medio de prensa de todo el mundo como así a estrellas del cine y artistas de todo tipo que vienen a presenciar la exposición de las películas concursantes para llevarse la palma de Oro.

Castillos de Loira

Los Castillos de Loira son un conjunto de castillos ubicados sobre las orillas de río Loira que datan de los siglos XVI y XVII. Este río recorre las ciudades de Orlens y Nantes. Se puede hacer el recorrido en diferentes medios de transporte siendo la vía marítima la predilecta de quienes hacen turismo en Francia. La belleza de los castillos y lo diferentes que son entre sí deja impactado al turista tras vivir una experiencia única no sólo por la majestuosidad de las construcciones sino por la cantidad de castillos que conoce en un solo día. Especialmente para los turistas no europeos, esta excursión es formidable: tras pasar quizá toda una vida sin ver un castillo más que en la televisión o en fotografías se pasa a ver un gran conjunto de los más hermosos castillos del mundo en el trascurso de unas horas.

Monte Saint-Michel

El Monte Saint-Michel es una de las atracciones turísticas más impresionantes del país al punto de que no puede hacerse turismo en Francia sin pasar por el Monte Saint-Michel. Se trata de una isla rocosa que alberga una abadía medieval de una majestuosa arquitectura. Lo fenomenal del lugar no es únicamente la belleza de la construcción y lo extraño del sitio donde a sido levantada sino que si usted pasa algunas horas allí podrá ver cómo el trayecto que usted ha recorrido tranquilamente para entrar a la abadía comienza a ser cubierto por la marea creciente hasta tapar completamente la isla y dejar la construcción con el aspecto de estar flotando en medio del océano. No por nada tres millones doscientos mil turistas visitan el Monte Saint-Michel cada año.

Palacio de Versalles

El Palacio de Versalles fue la residencia oficial de varios reyes de Francia y resulta uno de los palacios más hermosos del mundo. La arquitectura tan particular que presenta y el lujo extraordinario con que ha sido construido (y mantenido a través de los siglos) dejará absolutamente impresionado al visitante.

Basílica de Sacré Coeur

En la colina de Montmartre (Paris) se encuentra esta basílica construida en homenaje a los caídos en la guerra franco-prusiana. La construcción de este fabuloso edificio tomó desde 1875 hasta 1919 y es hoy uno de los puntos más visitados de la capital francesa. 80 metros de altura y cuatro enormes domos expresan con suma elocuencia la belleza de la arquitectura de estilo romano y bizantino con que fue diseñada. Una característica peculiar de la basílica de Sacré Coeur (Sagrado Corazón, en español) es que en su interior aloja una campana llamada Saboyarde que tiene 3 metros de diámetro y pesa 26 toneladas.